Ci! crea - investiga - !nnova

Especialistas plantean que las enfermedades de la madera, afectan entre un 12 y un 25% de la producción y progresan entre un 5 y un 7% por año lo cual se traduce en pérdidas económicas importantes y en una disminución de la vida del viñedo. El uso de biocontroladores para el tratamiento de estas patologías se ha convertido en una alternativa para los productores con el fin de aumentar la efectividad en la aplicación, reducir los tiempos de carencia del producto y eliminar el impacto medioambiental que el exceso de fungicidas químicos produce en los campos.

Tecnología

La mezcla de biocontroladores tienen la capacidad de controlar a hongos de la familia Botryosphaeriacea, tales como Neofusicoccum australe y Diplodia seriata, agentes causales de la enfermedad del brazo muerto de la vid. Esta mezcla puede ser utilizada para prevenir y controlar esta enfermedad en viñedos enfocados a la producción de vino, de pisco y de uva de mesa. Adicionalmente, la mezcla es capaz de facilitar los mecanismos de defensa en las plantas de vid.

Desarrollando estrategia de protección.

Ventajas
  • Reemplaza fungicidas químicos como el tiofanato de metilo (en uso actualmente) que producen contaminación ambiental, y efectos adversos en el hombre y en animales.
  • Controla patógenos causales del brazo muerto de la vid.
  • La mezcla facilita los mecanismos de defensa de la vid.
Aplicaciones
  • Industria Agrícola.
  • Industria Agroalimentaria.
Próximos desafíos

En búsqueda de empresas para licenciar y escalar la tecnología.