Ci! crea - investiga - !nnova

El software desarrollado por académicos de la Universidad de Chile y el Cuerpo de Bomberos de Santiago, ya ha disminuido considerablemente los tiempos de respuesta en emergencias y este año será actualizado con información en línea para aumentar su eficiencia.

Commander Mayo 2017

Atochamiento vehicular, horarios fluctuantes de tráfico o caminos inhabilitados son algunos de los desafíos que diariamente deben superar los servicios de emergencia en una ciudad como Santiago. Este problema provocó que el Cuerpo de Bomberos de Santiago buscara ayuda en la Universidad de Chile, dando inicio al desarrollo del software Commander.

En 2008, el comandante Mauricio Repetto se acercó a la Universidad, poniéndose en contacto con el profesor e ingeniero, Fernando Ordóñez. Una alianza que tenía como propósito reducir el tiempo de llegada a emergencias, para entregar una ayuda más eficiente. “En un minuto una persona puede perder la vida”, destacó Repetto.

Esta meta fue alcanzada en 2012 gracias a la implementación de Commander, innovación que calcula caminos mínimos a distintas horas del día y desde la ubicación en que se encuentran equipos de ayuda, “para determinar cuál es el conjunto de vehículos que llegará primero para satisfacer una emergencia”, explicó Ordóñez.

En la actualidad, el sistema que opera en nueve comunas de la capital y que se encuentra en primera fase de implementación en Ñuñoa y San Bernardo, utiliza datos históricos y del sistema de transporte de la Región Metropolitana, Transantiago. Estos son procesados a través de algoritmos que reúnen la información necesaria para buscar las respuestas más eficientes en el menor tiempo posible.

Solución que ha hecho que el Cuerpo de Bomberos de Santiago logre alcanzar estándares internacionales en el tema. “Hemos tenido una mejora absoluta en términos de los tiempos de respuesta y eso nos ha ayudado a cumplir con la norma NFPA (National Fire Protection Association), que significa estar bajos los 4 minutos de las primeras maquinas que llegan al lugar”, comentó Repetto.

Commander 2.0

Durante este año, gracias al apoyo del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) y la unión con SimpliRoute, empresa beneficiaria de la licencia para la comercialización de Commander, se prepara una versión 2.0 de la tecnología.

Este trabajo incluirá datos entregados por la empresa TomTom, que alimenta al sistema con información actualizada y en línea. “Es bien complejo representar la ciudad en un modelo matemático. Una urbe tiene una dinámica rápida y cambiante. De esta manera, representar de forma fidedigna las calles y los tráficos es un enorme desafío”, comentó Álvaro Echeverría, Director General de SimpliRoute.

Por ahora, se espera tener una actualización que incorpore la información en línea durante este año, y para 2018 contar con el software finalizado. Aunque la ambición del equipo apunta más allá. “El siguiente desafío es poder estimar los tiempos de viaje frente a una emergencia con una anticipación de 10 minutos”, concluyó Ordóñez.